27 sep. 2006

Ausencia de ti, 16 horas y el prado sin señales.

Era demasiado lenta, densa y trascendental la manera de respirar, parecia algun tipo de conjuro para el desespero, entre mas profunda la bocanada, mas tiempo vulnerable al polvo de las calles.

Parecía un cobarde corriendo por entre las miradas irresolutas de la gente, sin siquiera pararme de mi comodo asiento en el sucio suelo, un pajarillo que sin nido decidió adueñarse del repetitivo día.

habían allí, en mi cabeza demasiadas risas que sin sentido y a carcajadas humillaban cada una de mis estúpidas ideas, una a una desmoronandose con el sonar de las gargantas fantasmagóricas habitando dentro de mi.

Quizás fue pasajero el delirio, pero no lo fue el recuerdo, inmigrante dentro del futuro, la prehistoria del amorio con el cielo y muchas pero muchas canciones desafinadas.

El timbre con mi ansiedad hacian de mi cuerpo una mixtura insignificante de carne, que al parecer hospeda a veces, y solo cuando se le viene en gana, al valiente y libre espíritu de pies gigantes y ocho ojos, esta mezcla es pesada y no vale la pena cargarla, pero es implacable para poseer el don de vivir, junto a ti y junto con mis dedos desaliñados, dedos con un manicure infernal, y tan brillante como las llamas del sol a las 12, sobre mi cabeza y sobre la de algunos mas jóvenes que no tenemos cachucha, ¿o quizás sea el miedo el que me impulsa a lanzarme de buche al reto de la insolación lunar?, al final de cuentas , solo una ducha, de esas con rosas y miel sobre el cuerpo me salvan de un inesperado asesinato cruel y friamente calculado por el mismisimo sueño, ese que me seduce y me restriega sus bendiciones por la cara, haciendo de mi, su esclavo mas fiel.

¡Silencio!, solicito al ruido que grite silencio.

¡Duermete!, entre cenizas de miedos fritos por mi fuego, que se atrevieron a mirar mis ojos, a profanar tu sonrisa de Diotima rola, así tan mítica como el mismisimo placer de amar, asi tan devoradora como la oscuridad, asi tan brillante, como la perpetua luz de luciernaga entre el firmamento.

Estas son solo palabras, atrevidas, idiotas, 28ochudas y suceptibles al calor, pero también es ansiedad con coherencia y un amor desordenado, tiene resaca la puntuación de mi vida, de tanto vino envenenado de finales, nunca un principio, estaría bien un nudo, pero siempre mueren ebrios mis punticos en el desenlace.

Ausencia de ti, 16 horas y el prado sin señales, un árbol inconciente de su hermosa forma de erguir sus sueños, un jardín calvo de espinas, pero también de rosas, ni siquiera hay pasto, es un desierto echo y desecho de regar sus pseudo-raices con tinta de color negro, aburrida pero sencillamente inigualable. Ausencia de ti y muchas maricadas, almendras en ti y sedienta mi garganta, tropicos en ti y mis ojos llueven sobre la tiniebla, un fantasma usa sus encantos para detener el huracán Catrina, josé o lo que sea, que en tu cabeza se entrelaza de corrientes, solo frías.

Este texto esta ahora, demasiado no-colorido y ya dejemos la maricada, no puedo siquiera escribir si no me despiertas a vivir: a las 7, a las 8, cada 16 horas , una ausencia de ti, y un prado sin señales, cada segundo, una eternidad en ti, y una flor con Shakespeare en sus petalos.

Llegue rapido!

4 comentarios:

ZitaN dijo...

Catrina ama a Canterville

Anónimo dijo...

mi hermano excelente ese escrito, me alegra que por fin se haya decidido a expresar su sentimientos en el "papel", y me alegra todavia mucho mas tener el placer de leer este cuento. me doy cuenta como se desahoga con ese cuento, de una manera hermosa, y hay que sea muy dificil de entender por toda la expresion de sentimientos que estan ahi plasmados le cuento que creo que logre sentir, una sensacion de tristeza y felicidad me recorrio. tal vez fue porque tambien me senti identificado con el personaje, tambien siento esa soledad, tambien me hace falta q algun dia espero encontrar.

expresandole finalmente mi mas sinceras felicitaciones con mucho cariño su pupilo

Anónimo dijo...

Antes que nada, disculpa la tardanza. Al fin y al cabo tuviste que haberme creído la razón que te daba anoche.
Anyway...
Simplemente hermoso. Hermoso, hermoso, hermoso. Como todo aquello que sueles hacer...
Keep going...
Y, gracias!
M.

Anónimo dijo...

Algo ha cambiado, no encuentro la llave del cajón que encierra el brillo intermitente de las sonrisas ausentes hoy.
Ha cambiado el amor, y lamento nunca lograrlo.