20 ene. 2008

Cemudá



Sabes pulsarme, verificar mi estado

desarmaré tus labios, como el sol a los helados

Y te sabré recibir en el asfalto desnutrido

Con mis ojos y mi sol unidos



Luego tu mano entenderá mis intenciones

Habrá rupturas mientras incinero iones

Camino con mis dedos a tus uñas

Caminando con mis dedos en tus uñas


Cristales en la transición del espectáculo

Me escondo y destruyo el báculo

Él que sostiene tus criptas dactilares

Una operación de infinitos impares



Bocanada submarina que encamina su leyenda

Por mi garganta múltiple, con miedo que se prenda.

Manos en la arena

Ni tortugas, ni sirenas.



Cemudá y sus agonías

Enternecerán la niebla

Dejando ver mi rostro,

Que por tu cercanía tiembla.

8 comentarios:

plukart dijo...

Cuidado!

Charles Ruhán dijo...

Sí, también me ha pasado. Ya voy comprendiendo a lo que te referías con lo de las mujeres allá en cartagena. Tambaleo, tambaleo entre un temer y un desear. Me gustó mucho, pero... te faltó la palabra esdrújula, eh? jajaja

Mucha suerte viejo men, estamos hablando.

Charles Ruhán dijo...

Ey, verdad... Feliz cumpleaños compadre!! jajaja

Te cuidas viejo men, saludos al compadre chejov.

daneil karreño dijo...

plukart dijo cuidado! OJO! jaajja severo coso si.

plukart dijo...

OJO!

Anónimo dijo...

nunca habia comentado en tu bicho
porque me quedo sin palabras cuando leo algo

te quiero computer

Anónimo dijo...

hombre resorte de miles de palabras!
me encanta lo que escribes, me encantan tus abrazos!!
te quiero!
y quiero que nunca pares de escribir para que cuando te vuelva a leer vuelva a sentir eso que se siente que nadie sabe que es..

Anónimo dijo...

ojala cemudá nunca se marchite
puede opacarse o volverse un bonsai


usted sabe que siempre quiero ser
estar para usted
y usted para mi
usted sabe que lo quiero

alejandra santiago y cemudá