22 dic. 2006

Pánico


Ésta vez el universo no se contuvo, pues no quería hacerlo, era hora de desenmañarar los nudos en su garganta negra, la geometría se esfumó al fin y no hubo triángulos filosos, ni filósofos, no hubo fosos ni sofocos.

Algunas caídas son irremediables, cada uno elige si se para o no, si se arrastra un poco más, un instante contra el piso te puede salvar la vida, de los proyectiles inauditos que nos escupe el aire. Nena yo te quiero y ahora entiendo lo que pasa, nena dame un beso que este piso tampoco me quiere, nena abrázame que me duelen las costillas de tanto sacármelas, de buscarte, porque me duele el arte, nena otro rato, espera.


Él se llama pánico, y es sexy, canta Bob Dylan en las noches cuando respira y cuando no, ya no debemos saber más de él, pánico es un árbol y se quiere marchitar, porque el quiere ser una flor, algún tipo de travestismo vegetal sufre el caracolí que quiere ser baobab, cómo en el principito, el ha oído miles de papás, leerle ese cuento a sus hijos, pero ellos, los impúber, quieren salir y besar, dame un beso nena.


Cuando pánico permanecía en silencio, era la hora oficial de dormir, por que no era un buen artista, cantaba también los Beatles, aunque no le gustaban mucho, porque en el árbol vecino, Jacobo, se sentaba siempre un churco con espinillas a vociferar las tonadas, además, siempre pensó que eran mejores los Rolling Stones. Las tertulias de rock y de amor, eran sus favoritas, siempre se bebía por las raíces, las que tiene todavía enterradas, el moscato que los hippies citadinos regaban.

A veces el pseudo-baobab-flor, estaba ebrio, a veces no, alguna vez se enamoró, y allí se rompió la geometría.

Pánico fue humano, pero se inyectó sabia bruta, pero una bien estúpida, y se enraizó en un lindo parque, en el que todos vomitaban, el parque quedaba cerca de una iglesia y pensó: Curas aburridos, no me riegan vinito ni roncito, ay quiero un aguardientito.
También era alcohólico al parecer.

Pánico gritaba con el etílico en el xilema y el floema, ¡todos somos árboles¡ Los árboles lo somos, los humanos lo son, pero , quién es humano?, El Humo-no , el licor sí, el licor es un buen árbol, nena quiero que me dejes plantado, para regalarte una flor que me crezca en la cabeza, nena yo te quiero.

A veces el cielo se cansa de que lo mires y se pone feo y le dices, yo te quiero nene, yo te quiero muñeco, yo te quiero cielo mío, no quiero me llores hoy, y entonces, la ciudad y el silencio se sui-cidan, las nubes rasgan la seda de las medias y la ramera luna queda desnuda, lista para eclipsar, ella eclipsó conmigo y yo no soy ningún sol, tu eres el sol nena, no te apagues, no te duermas nena que ya va a amanecer.

A pánico le gustaba la luna cuando no mostraba nada, hacía su imaginación volar, y cómo nunca nadie le enseñó como se llamaba ese rostro con cráteres, le decía “el sol de medianoche”. A pánico no le gustaban las nubes, porque manoseaban su musa, entonces el soplaba tan duro desde el suelo que el cielo, esa perra en celo, se estremecía hasta que corría a las nubes, yo te quiero dar un beso nena pero no quiero ser una nube, ni el cielo ni una ubre, quiero ser un árbol nada más, y quiero que te sientes acá nena, en mi sombra y leas con la luz de mis ojos, y que me des vino tinto y tinto con azúcar, quiero que me cortes y hagas una cama conmigo para acostarnos ahí a vernos la cara, para olerte nena, yo te quiero nena.
Sí nos damos un beso no se te olvide regarme las raíces, con saliva, con poesía y trae una grabadora y oímos gemir la guitarra de jimi, nos excitamos con robert, también le gustaba Zeppelin, pero su papá, el caracolí gordo, gigante, tenía más experiencia en el rock, en el orinaron los más famosos, el murió en Londres, de sobredosis. De amor.

Pánico pensó que si gritaba muy fuerte haría que el cielo se rompiera, y el sol de media noche caería sobre el y lo aplastaría, pero el estaba preocupado, aún no se convertía en flor y no tenía cacao en la hojas para regalar chocolate, que peca´o, un árbol sin cacao, que piensas corazón, en los árboles sin amor? Yo no soy un árbol sin amor, yo te quiero nena.

A él le gustaba el sexo, pero Dios o algún maquiavélico demonio, lo maldijo con una estupidez, ¿esporas?, no Jodás Jonás, eso no sirve, Jonás era el que repartía esos órganos.

Pánico lloraba, porque las estrellas no lo dejaban participar en el cadáver exquisito de un corazón, cada cinco años nacían corazones y las estrellas tenías que hacer poesía durante todo el tiempo y así era un buen corazón, 9 de octubre de 1900 5 de enero de 1905, 23 de noviembre de 1910, pero hubo un error, cuando se venía venir un buen corazón, Lucía, la más hermosa estrella, esa, la rubia, la de los ojos claros, la nena linda, miró desde su cielo a pánico, y le dieron ganas de abrazarlo y le dijo te quiero nene, quieres un café nena, eres linda nena. Lucía se demoró siglos en volver al cielo, y sin la estrella más linda, la nena, no se podía nacer, lucía renunció a ser una estrella y se desnudo para nacer, junto con el más grande corazón, no sé cómo se llamaba el corazón, pero como ella se llamaba Italia, yo le puse Roma. El 2 de Noviembre de 1990, nació un buen corazón, y se trajo a la más bonita estrella y se la puso en el cuello, en una cadenita de plata, tan bonita te ves nena, te quiero dar un beso nena, me dejas nena.

Pánico conoció a Italia, ella tenía una falda de flores no muy bien echa, que le dejaba ver las piernas blancas, su blusa eran un par de tetas, que calamidad, no hay humanidad que en su especialidad de construir ciudad y destruir comunidad, que comodidad, eres muy cómoda nena, te quiero nena, me das un beso?

Era el cumpleaños 384 de la ciudad y había pólvora por doquier, que le dieron a ese niño que creció tanto?, emulción de scott? Vino? Amor? Italia vino corriendo llorando y se me acercó le dije :
- qué te pasa nena?, quiere una copa?
- Tranquilo nene, es que le temo a la pólvora
- No llores nena, yo te abrazo
- Pero tu no te puedes mover muñeco, eres sólo un árbol,
- Pero yo te quiero nena, déjame intentar salirme de aca, que yo quiero invitarte a un café, quiero caminar contigo nena y darte un beso y un hijo nena, yo te quiero y eres linda nena, ven acá muñeca abrázame y dime que me quieres nena, ven nena te puedo regalar un nido o una hormiga, eres linda mujer, me gustas, cómo te llamas ¿
- Me llamo Italia Nena, y tu eres Pánico, yo también te quiero nene
- No quiero que también me quieras, estúpida costumbre.
- Ey, yo te quiero nene, y es espontáneo mi respirar con eso bastará para que puedas dormir en paz? Me haces respiras, de todos los árboles, solo quiero tu oxígeno
- Nena yo te quiero
- Nene me bajas algo del cielo?, lo que quieras

El se quedó inmóvil y ella entró en Pánico, y no me refiero al árbol, no entró en el, pero si tuvo un ataque de pánico y gritó : “No quiero que me digas lo que sé que me vas a decir, vas a parpadear tres veces y me dirás te bajo la luna nena te quiero, vamos a tirar? Y después me maldecirás y me dirás que me amas, no quiero veneno, yo te quiero a ti nene, le temo, le temo,” y corrió

Gritó tanto que el cielo se rompió y el cielo roto es más bonito, gritó tanto que se embriagó, gritó tanto que el sol de medianoche se le cayó encima, y se revolcaron, gritaba: Yo te baje el silencio de las estrellas, yo te destruí la geometría nena, yo no te quiero amar, yo te amo, yo te perdono nena, yo te baje canciones de sueños rotos, de descolgué la soga que tenías en el cuello, nena yo te abracé, nena yo te besé, quieres un café preciosa?, nena yo te amo.

Pánico se salió del suelo y caminó hasta “Carpinterías Miseria” y dijo: Nene córtame y haz un silencio con mi madera, nene envíalo a este hueco en el parque que Italia lo va a recoger nene, tengo el corazón descalabrado, nene rápido.

El problema fue, que la miseria se nos robó el silencio nena.
Yo te quiero nena.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

le voy a descrivir loq eu senti fisicamente y emocionalmete que va de la mano casi siemrpe o siemrpe y ud dedusca lo que quiera si?? noooooooo es que le toca nada que ahcer.

aver tuve algo como escalofrios con ayuda del cafeq eu esta horrible en las guevas y en las piernas y me toco de alguna forma enserio .... me siento extraño osea como siempre pero un poco mas. no digo qeu yo sea extraño sino qeu me siento asi pero gracias a esto que ud escrivio lo siento un poco ams agudo o mas grave como sea el caso es qeu lo siento mas por el momento.... papanico. paparcero. papanatas.

natyyy dijo...

Papa...ya, porque es tan imaginativoo?? y surreal e influenciable?...me gusto mucho...

Anónimo dijo...

Ey corazòn, yo te quiero... me muero pero te quiamoero.

laura.. dijo...

papa, ud escribe muy muy bien..
la verdad esta historia me guto mucho...
leerlo me hace sentir como escalosfrios, miles de sensaiones en cadasuceso de la historia, tantos detalles me sorprenden, ese amor por tantas cosas que solo el corazon o un loco podra entender...
papa deverdad me gusto mucho y me alegra que sea un arbol porque cuando no soporte el calor irritante descansare un tiempo en su sombra que esta llena de ilusiones y amor...
es muy afortunada la mujer que reciba directmente todo el amor y muy afortunado el aire que entra y sale de ud!!
sigue asi papa.. algun dia tomaremos cafe y comeremos helado.. ;)
y lo quiero mucho...
necesito de un apreton de manos que solo sabe dar ud y uno de esos abrazos fuertes que sacan lo malo de mi ser...
ojala me lo puedas dar como arbol magico que eres...
aahh!! y aproposito..
ya que llegas a las raices hippies.. saba un poco de esas almas para untarmas un poco en cada ser..

† Walrυѕ † dijo...

papa eso esta muy bueno...tiene imaginacion, sentimiento, lujuria y no se amor...afortunada, afortunada por tener a un hombre que la ama, que siente todo eso por ella. es bello, hermoso , pues solo pocas personas en el mundo escriben a si, con el corazon.